José María Iglesias

33° presidente de México: José María Iglesias

Fecha de gobierno: Del 28 de diciembre de 1876 al 15 de marzo de 1877.

Partido Político: Liberal

Lugar y fecha de nacimiento: 05 de enero de 1823 en la Ciudad de México.

Lugar y fecha de fallecimiento: 17 de noviembre de 1891 en la Ciudad de México.

Biografía de José María Iglesias

Trigésimo Tercer Presidente Mexicano José María Iglesias

Su nombre completo fue José María Iglesias Izáurraga. Fue escritor, abogado y político de origen mexicano. También fue presidente interino de la República Mexicana por un breve periodo de 2 ½ meses. Fue conocido como “el presidente legalista” porque durante su administración instrumentó diversas leyes en el país y proclamó en la Constitución de 1857 dos artículos (79 y 82) para ocupar el puesto de la presidencia como un derecho constitucional

Sus padres fueron:

* Juan N. Iglesias y Castro

* Mariana Izáurraga y Castillo.

Sus primeros estudios los cursó en el Colegio de Minería. Posteriormente estudió en la Academia Teórico-Práctica de derecho, de la cual egresó con el título de abogado en 1845. Debido a la buena preparación educativa que tuvo, fue profesor de inglés, francés y artes en el Colegio de San Ildefonso, una de las instituciones más importantes y representativas en la época de la Nueva España.

En 1846 fue regidor de la Ciudad de México al igual que su padre. Cuando se dio la intervención estadounidense en México, José María Iglesias se fue a Querétaro y en el año de 1847 fue nombrado ministro letrado del Tribunal de Guerra durante la presidencia de Pedro María Anaya.

También fue jefe particular del Ejecutivo y auditor del Ejército de Oriente. Se casó con Juana Calderón Tapia.

José María Iglesias trabajó en el periódico Siglo XIX y tuvo la libertad de poder de criticar la forma del famoso “Tratado de Guadalupe Hidalgo”. Siempre externó su descontento con el poder que tenía Antonio López de Santa Anna en el país debido a que en 1853 volvió a ser presidente del país. Fue cuando se creó el periódico conocido con el nombre de “Dictadura de Santa Anna”, el cual lo llamó alteza serenísima.

También estuvo en contra de la invasión estadounidense y propuso la continuación de la guerra hasta que México se restableciera con orgullo. Es importante saber que debido a las fuertes críticas que recibió Santa Anna, quitó de sus puestos a todos los del periódico Siglo XIX (entre ellos estaba José M. Iglesias).

A pesar de lo sucedido, decidió ejercer su profesión de manera independiente hasta el año de 1855 cuando Santa Anna fue derrotado por el Plan de Ayutla (proclamado el 01 de marzo de 1854 en Ayutla, Guerrero por Juan N. Álvarez junto con Ignacio Comonfort y otras personas). Dicho plan se creó principalmente para ponerle fin a la dictadura de Antonio López de Santa Anna la cual tuvo éxito.

El 25 de junio de 1856 instrumentó una ley sobre la desamortización de los bienes de la iglesia. Tiempo después, José María Iglesias fue magistrado de la Suprema Corte de Justicia. Cuando Ignacio Comonfort fue presidente, nombró a Iglesias secretario de ministro de justicia, de negocios eclesiásticos y de instrucción pública.

El 11 de abril de 1857 creó la “Ley Iglesias” la cual consistió en prohibir el cobro de servicios religiosos como: bautizos, matrimonios e inhumaciones a las personas de bajos recursos económicos. Antes de que concluyera la presidencia de Comonfort, nombró a Iglesias ministro de Hacienda.

Fue nombrado administrador general de rentas el 25 de diciembre de 1860. Después Guillermo Prieto, ministro de hacienda del gobierno de Benito Juárez nombró a José María Iglesias oficial mayor y estuvo en dicho puesto hasta el año de 1863.

Iglesias estuvo junto con Benito Juárez durante la segunda intervención francesa (conflicto por reclamo de los franceses por la suspensión de la deuda por el gobierno de B. Juárez). Con la victoria de los liberales se restauró el país y en 1867 Juárez nombró a Iglesias ministro de hacienda y gobernación.

En 1869 fue ministro de justicia e instrucción pública. Cuando Benito Juárez murió (el 18 de julio de 1872), Iglesias se lanzó como candidato para ser presidente de la Suprema Corte de Justicia y ganó el puesto. En octubre de 1876 proclamó su derecho constitucional para ocupar el puesto de la presidencia de acuerdo a lo que señalaban los artículos 79 y 82:

* Dichos artículos establecían que en casa de ausencias temporales o absolutas de quien fuera el presidente de la República Mexicana, correspondía al presidente de la Suprema Corte de Justicia sustituirlo.

Iglesias redactó el “Plan de Salamanca” para poder ser presidente interino o provisional con el objetivo de convocar a elecciones y comprometerse a no participar como candidato. Fue entonces cuando las fuerzas armadas de Porfirio Díaz persiguieron a Iglesias y tuvo que irse a los Estados Unidos.

En 1877 regresó a México y muchos años después, murió el 17 de noviembre de 1891 en el barrio de Tacubaya en el Ciudad de México. Su cuerpo fue trasladado a la Rotonda de las Personas Ilustres.