Porfirio Díaz

35° presidente de México: Porfirio Díaz

Fecha de gobierno: Del 29 de noviembre de 1876 al 06 de diciembre de 1876.

Partido Político: Liberal

Lugar y fecha de nacimiento: 15 de septiembre de 1830 en Oaxaca, Oaxaca.

Lugar y fecha de fallecimiento: 02 de julio de 1915 en París, Francia.

Biografía de Porfirio Díaz

Trigésimo Quinto Presidente Mexicano Porfirio Diaz

La historia de la vida de Porfirio Díaz es muy amplia debido a todas las cosas que hizo durante su largo gobierno. Por lo que a continuación se presentan los periodos y momentos más trascendentales de su vida. Recordemos que Díaz fue presidente de la República Mexicana en el periodo llamado “el porfiriato” porque estuvo en el poder por 34 años de forma dictatorial.

Su nombre completo fue José de la Cruz Porfirio Díaz Mori. Fue militar y político mexicano. Forma parte de la historia de México porque fue uno de los presidentes con mayor poder en el país por haber gobernado durante un largo periodo dividido en 3 ocasiones.

Lo hizo a pesar de haber hecho famosa la frase “Sufragio Efectivo No Reelección”. Pero él desconoció lo que había promulgado el 10 de enero de 1876 con el objetivo de derrocar a Sebastián Lerdo de Tejada mediante la promulgación del “Plan de Tuxtepec” en Villa de Ojitlán, municipio de San Lucas Ojitlán en Tuxtepec, estado de Oaxaca.

Los periodos de gobierno de Porfirio Díaz se presentan a continuación:

– Del 29 de noviembre de 1876 al 06 de diciembre de 1876 (Al término de dicho periodo, Juan Nepomuceno Méndez interrumpió la administración de Porfirio Díaz y entró al poder gobernando por algunos días).

– Del 18 de febrero de 1877 al 30 de noviembre de 1880 (Al término de dicho periodo, Manuel González interrumpió la administración de Porfirio Díaz y obtuvo el poder de la presidencia del 01 de diciembre de 1880 al 30 de noviembre de 1884).

– Del 01 de diciembre de 1884 al 25 de mayo de 1911 (administración total sin ninguna interrupción. Dicha administración concluyó porque firmó su renuncia).

Sus padres fueron:

* José Faustino Díaz

* Petrona Mori.

En 1835 ingresó a la Escuela Amiga, institución educativa regida por la parroquia de Oaxaca donde aprendió a leer y escribir. En 1843 ingresó al Seminario Tridentino de Oaxaca, estudió matemáticas, gramática, física, lógica y latín. Debido a la inteligencia y dedicación en lo educativo, su maestro Marcos Pérez lo contrató para que le diera clases privadas de latín a su hijo.

Cuando se dio el conflicto bélico de la Guerra de Intervención Norteamericana en México entre los años 1846 y 1848, el seminario donde estudiaba Porfirio Díaz sugirió luchar contra los invasores estadounidenses, por lo que él y varios alumnos fueron a ver al gobernador del estado de Oaxaca para externar el interés de formar parte del ejército de México y formaron parte del Batallón de San Clemente pero no pudieron pelear.

Su vida dio un gran giro cuando conoció a Benito Juárez en la casa de su maestro Marcos Pérez. Después de ese día Porfirio Díaz decidió dejar el seminario para ingresar al Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, cuya institución fue fundada por profesores liberales españoles en el año de 1821.

Estudió derecho romano y egresó en 1850. Debido a la difícil situación económica que se dio en su familia, Díaz se convirtió en bolero, después trabajó en una armería arreglando y ensamblando rifles de todo tipo. Posteriormente trabajó como carpintero. Al poco tiempo se convirtió en profesor interno, lo cual ayudó a que mejorara un poco su situación económica.

Su carrera militar comenzó cuando conoció a Juan N. Álvarez y se unió a él, quien en ese entonces estaba al mando del ejército en la Revolución de Ayutla, movimiento insurgente en 1854 en contra de la dictadura de Santa Anna, quien estaba por décima ocasión en el poder.

Tuvieron éxito en dicha revolución y Porfirio Díaz obtuvo el puesto de jefe político del distrito de Ixtlán en el estado de Oaxaca. En 1859 participó como integrante de las fuerzas liberales en la Guerra de Reforma o Guerra de los Tres Años, debido a la promulgación de la Constitución de 1857. Su triunfo lo ayudó a que se convirtiera en diputado federal por el estado de Oaxaca y en 1861 fue nombrado general de división.

En ese entonces Díaz pidió permiso para dejar su cargo e ir a luchar contra las fuerzas conservadores, quienes habían ejecutado a Melchor Ocampo, Leando Valle y Santos Degollado.

Porfirio Díaz participó en la Segunda Intervención Francesa en México entre 1862 y 1867. También luchó contra los franceses en la Batalla de Puebla ganada el 05 de mayo de 1862. En 03 de abril de 1863 se comenzó un enfrentamiento entre el ejército francés contra el mexicano en donde Díaz peleó en el Sitio de Puebla pero fue preso junto con otros militares en el convento de Santa Inés.

Estuvieron a punto de ser extraditados a Francia pero Díaz y Berriozábal lograron escapar de las tropas francesas y se trasladaron a la Ciudad de México para encontrarse con Benito Juárez el 21 de mayo del mismo año.

Después decidió irse a Oaxaca y formó un ejército de resistencia para combatir contra los franceses y las fuerzas conservadoras. Organizó una guerra de guerrillas y con eso los franceses no pudieron entrar a Oaxaca. Posteriormente, un grupo de conservadores querían a un príncipe europeo para que ocupara la corona del Segundo Imperio Mexicano y se fueron a Austria en busca de uno.

Napoleón III, emperador de los franceses se enteró de lo que acontecía en México y ayudó a los conservadores a proponer a un príncipe europeo porque Napoleón III quería formar un imperio en México para tratar de frenar el crecimiento de los Estados Unidos. Así fue como eligió al archiduque Maximiliano de Habsburgo.

Porfirio Díaz reorganizó el ejército de Oriente y derrotaron a los franceses en la Batalla de Miahuatlán el 03 de octubre de 1866 y en también triunfaron en la Batalla de Carbonera el 18 de octubre del mismo año. Díaz estaba decidido a ganar y el 02 de abril de 1867 tomó Puebla y el 15 de junio del mismo año recuperó la Ciudad de México.

Debido a toda la problemática que había en el país, estalló la Guerra Franco-Prusiana, la cual fue un conflicto militar en el año de 1870 y 1871. Dicha guerra marcó el principio de la caída del imperio de Maximiliano.

Es importante saber que Benito Juárez siempre le brindó apoyo a Porfirio Díaz. Por la destacada participación que tuvo en sus encuentros militares contra los franceses y conservadores, Juárez reconoció públicamente a Díaz y lo primeó con una división y una hacienda en Oaxaca. Su hacienda tuvo el nombre de “hacienda de la noria”.

Dicho lugar fue clave en la vida de Díaz, ya que traicionó a Benito Juárez y en 1871 se levantó en armas contra él con la expedición del Plan de la Noria en la hacienda que Juárez le había regalado. Dicho plan fue un movimiento político-militar que trató de impedir que Juárez fuera candidato para una nueva reelección, Díaz no tuvo éxito.

Entre los años de 1869 y 1870 Porfirio Díaz vivió en su hacienda “la noria” junto con su esposa Delfina Ortega Díaz. El Plan de la Noria perdió interés e importancia cuando Benito Juárez murió 18 de julio de 1872 a causa de angina de pecho. De acuerdo a las leyes, el que asumió la presidencia fue Sebastián Lerdo de Tejada, quien era presidente de la Suprema Corte de Justicia.

Después de cuatro años, en 1876 Lerdo de Tejada pidió que lo reeligieran como presidente pero Porfirio Díaz volvió a protestar levantándose en armas contra Lerdo y esta vez tuvo éxito. En dicho tiempo Díaz se encontraba en una difícil situación económica y tuvo que vender su hacienda.

Porfirio Díaz siempre estuvo lleno de ambiciones políticas. Realizó varios movimientos para que más personas se aliaran a él y tuvo mucho apoyo por parte de la clase alta. El escenario político favorecía a Porfirio Díaz porque algunos gobiernos extranjeros lo apoyaban para que pudiera quitarle el poder a Sebastián Lerdo de Tejada (cuando éste era suplente de Juárez como presidente interino).

A finales de 1875, Sebastián izo público su interés por ser reelecto en el puesto de la presidencia de México pero Porfirio se manifestó en contra de Lerdo y Díaz promulgó el 10 de enero de 1876 el “Plan de Tuxtepec” en Villa de Ojitlán, municipio de San Lucas Ojitlán en Tuxtepec, estado de Oaxaca.

Así fue como Porfirio Díaz le quitó el poder a Sebastián Lerdo de Tejada. Cuando Mariano Escobedo lo derrotó el 10 de marzo de 1876 en Icamole, estado de Nuevo León, Díaz se fue a Cuba en un barco y se hizo pasar por el médico español, Gustavo Romero.

En la Habana consiguió armas para reforzar sus enfrentamientos. Después regreso a México y tomó los estados de Veracruz y San Luis Potosí. El 21 de noviembre de 1876 se nombró al presidente provisional de México. Sin embargo, José María Iglesias quien en esos momentos era presidente de la Suprema Corte de Justicia y pidió que el presidente provisional fuera Iglesias.

En ese entonces había tres grupos que se disputaban la presidencia, los decembristas, lerdistas y porfiristas. Porfirio Díaz tuvo el apoyo de Benítez, quien era su amigo y compañero persona. Benítez le enseñó a Díaz todo sobre la política y gracias a él se convirtió en presidente el 29 de noviembre de 1876 y finalizó su primer periodo el 06 de diciembre de 1876.

El porfiriato fue una etapa en que Porfirio Díaz fue presidente de México, estando 34 años en el poder. La filosofía de dicha época fue el positivismo y otras personas claves en el desarrollo económico del país fueron Manuel Dublán y José Yves Limantour.

Díaz propuso a México poner orden, paz y progreso en todo el país al precio que fuera y con eso se ganó la confianza y el apoyo de más personas y de los Estados Unidos. Durante su primer periodo como presidente de México realizó las siguientes cosas:

– Trabajó con el lema “poca política, mucha administración”.

– Trabajó en la pacificación del país y cuidó el aspecto de la seguridad. Junto con el Congreso se desplazaron ejércitos para disminuir la inseguridad en las calles. (Es importante saber que la pacificación se logró poco a poco y se dice que finalmente se logró más hasta el año de 1878).

– En esa época muchos políticos y militares tenían ambiciones y alianzas y Díaz trató de evitar enfrentamientos nombrando a varios militares de su confianza como gobernadores y jefes militares.

– Difundió la cultura mexicana en los Estados Unidos y el presidente Hayes envió a muchos empresarios estadounidenses a México.

Cuando Porfirio Díaz terminó su primer periodo presidencial el 06 de diciembre de 1876, Juan Nepomuceno Méndez interrumpió la administración de Porfirio Díaz y entró al poder gobernando por algunos días.

Otro aspecto relevante en la vida de Porfirio Díaz fue cuando a finales de 1879, su esposa estaba embarazada por sexta ocasión pero debido a problemas con el parto, su hija y ella comenzaron a enfermarse demasiado y su hija sólo vivió 48 horas. Su esposa Delfina se enfermó tanto de pulmonía que Díaz decidió casarse con ella por la iglesia. El arzobispo de México que los casó fue Pelagio Antonio de Labastida y Dávalos y después ella murió.

En el año de 1880 se celebraron otras lecciones para elegir al nuevo presidente de México, Manuel González interrumpió la administración de Díaz y obtuvo el poder de la presidencia del 01 de diciembre de 1880 al 30 de noviembre de 1884. Después, Porfirio Díaz regresó al poder del 29 de noviembre de 1876 al 06 de diciembre de 1876.

Esta vez su gabinete estaca formado por juaristas como Ignacio Mariscal y Matías Romero, así como los lerdistas Joaquín Baranda y Romero Rubio y el imperialista, Manuel Dublán. En su segundo periodo en la presidencia de México, Porfirio Díaz realizó lo que se presenta a continuación:

– Mantuvo una buena relación con los gobernadores de los estados con el objetivo de lograr el progreso del país.

– Construyó más ferrocarriles en gran escala con más rutas. Es fundamental saber que este punto fue uno de los más importantes en la economía del país durante el porfiriato. *El principal ferrocarril tenía la ruta Ciudad de México-Veracruz y su construcción inició en 1852, Sebastián Lerdo de Tejada lo inauguró el 03 de febrero de 1873. Porfirio Díaz construyó otras rutas que se dirigían hacia la frontera de Estados Unidos. Lo anterior ayudó a que el comercio se extendiera por más lugares del país y del extranjero.

– Aumentó el trabajo y avanzó el desarrollo económico.

– Aumentó el desarrollo cultural, el arte popular y la ciencia.

– Aumentó la inversión extranjera.

– El comercio externo se enfocó en satisfacer las necesidades industriales de todo tipo y agropecuarias. Eso contribuyó a la generación del oro, la plata, caucho, ixtle, henequén, pieles, madera y otros productos alimenticios como el chile, café, azúcar, la vainilla, garbanzo y el frijol.

– Se desarrolló la agricultura de productos tropicales para su exportación.

– La literatura tuvo más auge, junto con la pintura, las esculturas y la música.

– Fundó más institutos, escuelas educativas, bibliotecas y creó asociaciones culturales.

– La corriente filosófica del positivismo hizo que México tuviera un renacimiento del estadio de la historia del país, lo cual contribuyó a la unidad de todo México.

– Desarrolló la industria de transportes y comunicaciones con la construcción del telégrafo (inventado por Alexander Graham Bell en 1876 y llegó a México en 1878) y también se creó el teléfono para que todos los estados de México estuvieras comunicados.

– En 19 de junio de 1879 se integró la “no reelección” en la Constitución de México pero tenía la leyenda que decía que la reelección se podría hacer después de haber transcurrido un periodo presidencial.

– Se instaló el sistema de correos con la apertura de más de 1,200 oficinas en todo el país.

– Corporaciones alemanas trajeron a México la electricidad generada por medio de turbinas.

– Se crearon plantas hidroeléctricas, las cuales ayudaron a aumentar la producción económica del país.

– Se descubrieron reservas de petróleo en Veracruz en el año de 1879. Años más tarde, Adolph Autrey empresario estadounidense nacionalizado mexicano creó las primeras refinerías en México.

– Buscó la conciliación con la Iglesia Católica en 1880 cuando el arzobispo de México, Pelagio Antonio de Labastida y Dávalos ofició la ceremonia de matrimonio con su esposa Delfina Ortega Díaz, quien más tarde murió

– Evolucionó la industria minera y México ocupó el primer lugar en la producción de plata. Desde ese entonces hasta el día de hoy continúa ocupando el mismo lugar.

– Aumentó la producción de metales y combustibles, los cuales se exportaron a otros países.

– El Congreso de la Unión aprobó a finales de 1887 una reforma constitucional que permitía la reelección inmediata e indefinida. (cuyo punto se incluyó en la Constitución en mayo de 1888).

– Se dio un aumento en la inversión extranjera en 1895. Eso ayudó a aumentar la industria textil, papelería, alimentos, calzado, bebidas alcohólicas como cerveza y vino. También se aumentó la producción de cigarros, diferentes tipos de químicos, la loza y vidrio.

– El gobierno mexicano de Díaz compró en el extranjero hierro, cemento, cal y otros materiales para la construcción de casas, edificios y otras estructuras.

– A principios del siglo XX se creó la primera planta de industria siderúrgica, la cual es el proceso de producción acero por medio del mineral de hierro para crear varios tipos de minerales y aleaciones.

– Se crearon artículos de todo tipo como espejos, relojes, porcelanas y muebles hechos de diferentes materiales.

– El clero amplificó sus propiedades como hospitales y escuelas, así como se dio el aumento en las diócesis y arquidiócesis. Regresaron los jesuitas y se instituyeron más órdenes religiosas.

– Se dio un equilibrio en el aspecto político, económico y comercial en México antes los Estados Unidos. Europa debido al acercamiento a Europa.

– Se dio la pacificación de la prensa, ya que dicho aspecto fue uno de los objetivos políticos más importantes en la administración de Porfirio Díaz.

– Algunos escritores y poetas mexicanos tuvieron puestos como diputados locales y federales, así como puestos en el Senado de la República.

– Porfirio Díaz creaba las listas de candidatos para gobernadores estatales y eso ayudó a que obtuvieran riquezas y poder a cambio del apoyo total al gobierno de Díaz.

Tres años antes de que Porfirio Díaz concluyera con su segundo periodo como presidente de la República Mexicana, se casó con Carmen Romero Rubio en 1881, proveniente de una familia de abolengo en la alta sociedad mexicana; nunca pudieron tener hijos. Ella lo ayudó a mejor sus modales, ya que se dice que Díaz usaba un vocabulario inadecuado y no tenía buenos modales en su forma de ser y cómo tratar a las demás personas.

Su esposa, Carmen le enseñó inglés y un poco de francés. También le enseñó a comportarse, a tratar a otras personas, a expresarse en diferentes situaciones y más.

En su tercer periodo presidencial realizó lo siguiente:

– Ignacio Manuel Altamirano fue un escritor que creó grupos de estudio para la investigación de México y las lenguas. También impulsó el estudio de la cultura universal. Fue una de las personas que promovió la cultura de México en otras potencias del extranjero.

– En México se dio el movimiento artístico llamado “modernismo”, el cual se dio a finales del siglo XIX y a principios del siglo XX que recibió la influencia francesa. En este movimiento resalta Rubén Darío de origen nicaragüense, quien propuso el cambio de costumbres literarias para tener la libertad sobre algunas reglas que se inclinan al sentimentalismo. Dicho cambió se reflejó en el verso y la narrativa creando metáforas.

– Se dio una influencia filosófica en el país y el tema principal fue el estudio de la historia. En este punto Justo Sierra, quien era ministro de instrucción pública, usó la historia de México para lograr la unidad de todas las personas.

– En 1887 Porfirio Díaz inauguró la exhibición de monolitos prehispánicos en el Museo Nacional. Dicho museo se dividió en dos partes, una fue el museo de historia natural y el otro fue el museo de arqueología.

– En 1891 se promulgó la ley reglamentaria de educación la cual comenzó a ser laica, gratuita y obligatoria. Esto ayudó a que más alumnos comenzaran a tener más acceso a la educación básica.

– Pagó la deuda externa que tenía México con los Estados Unidos con plazos que duraron hasta 15 años. Para eso tuvo la ayuda del Ministro de Relaciones Exteriores, de Ignacio Mariscal y del Ministro de Hacienda, Marías Romero. Dicha deuda quedó finiquitada el 01 de abril de 1893.

– Combatió a los yaquis, quienes llevaban más de 100 años atacando el estado de Sonora y Chihuahua. A principios de 1896 se reprimieron a los yanquis por medio de la deportación a las plantaciones de henequén en Yucatán y en el transcurso del siglo XX se exterminaron.

– En 1901 Justo Sierra creó nuevos departamentos de etnografía y arqueología.

– En 1904 se creó la escuela mexicana de arqueología, historia y etnografía. Se presentaron muestras de la cultura prehispánica de México.

– Se dio el positivismo y contribuyó al avance de la instrucción pública.

– Se presentaron las bases y reglas de la educación pública.

– Los campesinos trabajaban más de 14 horas diarias porque el gobierno quería aumentar la producción agrícola. Los peones eran obreros asalariados por los dueños de las haciendas y su sueldo era pagado en pesos mexicanos.

– Se continuó con el sistema de tiendas de raya, donde los peones canjeaban los vales que sus patrones les daban para comprar productos y alimentos básicos.

– Se dio una crisis económica en 1908 y el gobierno federal tuvo muchos problemas debido a eso. Se dio el aumento de precios en la canasta de alimentos básica. También se dio el desempleo a mayor escala y caída de salarios. La clase obrera comenzó a exigir el mejoramiento de sus derechos laborales. Las huelgas que se hicieron durante la época porfirista fueron:

* La de Cananea en 1906.
* La del Río Blanco en 07 de enero de 1907.
* La Rebelión de Acayucan en Veracruz en el año de 1906.

Los trabajadores exigieron mejores condiciones económicas y la igualdad entre trabajadores mexicanos y extranjeros.

– Se formaron comités de vigilancia para que los padres de familia y tutores tuvieran la obligación de mandar a sus hijos a la escuela. Joaquín Baranda, ministro de instrucción pública, fundó más de 200 escuelas para maestros en todo el país. Es preciso saber que en las zonas rurales se dio un rezago educativo debido a que no se dio un desarrollo educativo en zonas alejadas a las ciudades de los estados.

– Justo Sierra tuvo la gran idea de crear la Universidad Nacional de México. Se promulgó una ley el 26 de mayo para su creación y el primer rector de la universidad fue Joaquín Eguía Lis entre en los años de 1910 a 1913.

Se dice que Porfirio Díaz tuvo una entrevista con el periodista norteamericano James Creelman y comentó sobre la situación política y social que tenía México. Señaló que permitiría que la posición formara partidos políticos para contender por diferentes cargos de elección popular en las elecciones de 1910. Dichas declaraciones provocó que el país tuviera euforia por las elecciones.

Los liberales presentaron candidatos para los puestos de elección popular pero Porfirio Díaz decidió reelegirse y eso provocó una crisis política en el país, lo cual desencadenó en una revolución política.

Francisco I. Madero tuvo una entrevista con Porfirio Díaz en el Palacio Nacional y después de eso, Madero decidió recorrer el país para difundir la democracia. Realizó una campaña que dividió en 5 fases. Posteriormente se lanzó como candidato para la presidencia de México el 11 de abril de 1910. Antes de las elecciones Madero dijo que en un discurso electoral que era necesario rescatar la democracia en todo el país, así como instaurar la institucionalidad y tomar conciencia sobre las dictaduras (refiriéndose a Santa Anna y Porfirio Díaz).

Madero se encontraba en San Antonio, Texas y desde allá lanzó el documento político “Plan de San Luis” el cual desconocía a Díaz como presidente y pidió a los mexicanos luchar por un mejor futuro. Pidió que se levantaran en armas el 20 de noviembre de 1910 para derrocar al porfiriato. Madero se comprometió a restituir a los campesinos las tierras que se les habían quitado por los hacendados.

Dicho plan también señaló que Madero se encargaría de la presidencia de México y que él convocaría las siguientes elecciones. Así como sometería a revisión todas las leyes que se hicieron durante el gobierno de Porfirio Díaz.

Todos los problemas que había en México no impidieron la celebración del Centenario de la Independencia del país el 16 de septiembre (primeras horas de dicho día, pero después de 1910 el presidente adelantó el festejo el día 15 de septiembre con el fin que de coincidiera con su cumpleaños.

Otras naciones extranjeras llegaron a México para dar obsequios al país. España dio el uniforme militar de José María Morelos como obsequio. La delegación francesa obsequió las llaves de la ciudad de México, capturadas en la intervención de 1863. Se dieron banquetes, desfiles, bailes, inauguraciones y todo México demostró su patriotismo.

Se inauguró el Hospital de la Castañeda de varias instituciones educativas, como la escuela nacional de ingeniería, antecedente del Instituto Politécnico Nacional, que hasta hoy en día continúa vigente.

Al siguiente día se inauguró el famoso monumento del Ángel de la Independencia, cuya construcción se había iniciado en el año de 1902. Al término de los festejos, México volvió a tener un ambiente negativo y de incertidumbre.

En el año de 1911 Porfirio Díaz tenía más de 80 años de edad y tuvo una enfermedad en las encías, padecía sordera y demasiado agotamiento físico. Fue entonces cuando pensó en renunciar a la presidencia. Posteriormente, Díaz acordó renunciar y dejar en su lugar al entonces Ministro de Relaciones Exteriores, Francisco León de la Barra.

El 25 de mayo de 1911 la Cámara de Diputados exigió la renuncia de Porfirio Díaz y nombró a León de la Barra como el nuevo presidente de la República Mexicana y así fue como la época del porfiriato terminó, después de 34 años.

Después de su renuncia, Díaz y su familia se exiliaron y el 31 de mayo de 1911 abordaron el buque llamado “Ypiranga” en Veracruz y abandonaron México. Inmediatamente se internó en una clínica de Interlaken en Suiza para tratar su enfermedad en las encías. Salió curado en el mes de junio del mismo año.

La renuncia de Díaz no mejoró la situación política de México. Francisco I. Madero fue electo presidente el 06 de noviembre de 1911. Díaz murió a los 84 años en 1915. Fue enterrado en la iglesia de Sain Honoré L’Eylau y el 27 de diciembre del año de 1921 sus restos fueron llevados al cementerio de Montparnasse en París.