Victoriano Huerta

40° presidente de México: Victoriano Huerta

Fecha de gobierno: Del 19 de febrero de 1913 al 15 de julio de 1914.

Partido Político: Dictadura Militar

Lugar y fecha de nacimiento: 22 de diciembre de 1859 en Colotlán, Jalisco.

Lugar y fecha de fallecimiento: 13 de enero de 1916 en El Paso, Texas, Estados Unidos.

Biografía de Victoriano Huerta

Cuadragésimo Presidente Mexicano Victoriano Huerta

Su nombre completo fue José Victoriano Huerta Márquez. Fue ingeniero, militar y político mexicano. Fue presidente facto de la República Mexicana por un corto periodo.

Sus padres fueron:

* Jesús Huerta

* Refugio Márquez

Estudió en la escuela municipal del municipio de Colotlán, en el estado de Jalisco, lugar donde nació y vivió hasta su juventud. Fue secretario particular voluntario del general Donato Guerra quien fungía como gobernador del estado de Jalisco cuando éste último necesitaba a alguien que lo apoyara con asuntos de su gobernó.

Su primer trabajo le abrió las puertas a otras oportunidades laborales debido a que demostró ser trabajador, inteligente y responsable. Obtuvo una beca para estudiar en el Colegio Militar de México y también obtuvo calificaciones altas y obtuvo un reconocimiento especial del entonces presidente de México Benito Juárez, quien lo elogió durante una visita que hizo a dicho colegio.

Al egresar del Colegio Militar formó parte del cuerpo de ingenieros y realizó trabajos topográficos en la región de Puebla y el estado de Veracruz. En el último lugar conoció a Emilia Águila, y decidió casarse con ella el 21 de noviembre de 1880 y tuvo 11 hijos.

Díez años más tarde, en 1890 Victoriano Huerta fue nombrado coronel y en 1897 comenzó un largo camino en la lucha contra las rebeliones indígenas del país. En 1900 luchó contra los yaquis quienes llevaban más de 100 años atacando el estado de Sonora y Chihuahua.

Es importante recalcar que a principios del año de 1896 se reprimieron a los yanquis por medio de la deportación a las plantaciones de henequén en Yucatán. Fue en el transcurso del siglo XX cuando se exterminaron definitivamente. También combatió a los mayos que estaban en el estado de Yucatán y Quintana Roo. Huerta bebía demasiado y era algo que jamás pudo controlar, pero aún así continuó trabajando.

Cuando Victoriano Huerta se encontraba en el sureste de la República Mexicana desarrolló una enfermedad en sus ojos llamada “cataratas”, las cuales hacen que pierdan la visión ocular como consecuencia de la falta de una capa transparente. Huerta vivió con las cataratas la mayor parte de su vida.

Después de la campaña que realizó en Yucatán, alcanzó el grado de general brigadier ya que se desempeño con éxito. Obtuvo la medalla al mérito militar. Tuvo el apoyo de Bernardo Reyes quien había sido gobernador de Nuevo León y en ese entonces tenía el cargo de Secretario de Guerra y Marian en los años de 1900 a 1903. Victoriano Huerta fue nombrado miembro de la Suprema Corte Militar de la Nación.

Después de un tiempo, pidió licencia para dejar la Suprema Corte Militar e ir a Monterrey a visitar a su amigo Bernardo Reyes, ahí trabajó como jefe de obras públicas por 2 ½ años. Después, en 1090 Reyes fue enviado a Europa, por lo que Huerta regresó a la Ciudad de México y fue profesor de matemáticas.

Es fundamental señalar que cuando estalló la revolución convocada por Francisco I. Madero, Huerta pidió su reincorporación al ejército nacional. Después de que Porfirio Díaz renunció al ejército, Victoria estuvo al mando del convoy de la presidencia hasta el puerto de Veracruz. Siempre fue fiel al gobierno interino de Francisco León de la Barra.

Al ser derrotado el porfiriato, Huerta participó en una conspiración contra el régimen maderista cuando precisamente Francisco I. Madero obtuvo el poder del país como presidente. Huerta dejó el ejército nacional pero su renuncia no fue aceptada y continuó al mando del ejército debido a que su amigo Reyes había muerto.

Combatió a los seguidores de Emiliano Zapata porque defendían los principios del Plan de Ayala y uno de los puntos principales fue devolver a los campesinos e indígenas las tierras que les habían sido arrebatadas durante la época del porfiriato. En dicho plan también desconocía el gobierno de Francisco I. Madero.

Huerta traicionó a Madero y eso lo hizo formar parte de la historia de México. Se alió con Aurelio Blanquet quien fungía como jefe de 29° batallón y se autonombró jefe del poder ejecutivo (la presidencia), huerta se unió a los sublevados. Posteriormente, se alió con Félix Díaz y Henry Lane Wilson, embajador de los Estados Unidos en México; suscribieron el pacto conocido como “pacto de la ciudadela” e hicieron un golpe de estado.

Dicho pacto señalaba que Díaz ocuparía el puesto de la presidencia de México después del triunfo de la rebelión, sin embargo Victoriano Huerta pidió que lo dejaran gobernar de forma interina para tratar de pacificar a los maderistas mexicanos y a otros rebeldes que estuvieran en contra de Huerta y sus aliados.

Después de que Francisco I. Madero fue ejecutado junto con el vicepresidente José Ma. Pino Suárez, quien obtuvo el poder por 45 minutos fue Pedro Lascuráin pero inmediatamente después Victoriano Huerta asumió el poder como presidente interino en medio del caos y la problemática social y política del país el 19 de febrero de 1913.

Huerta instaló una dictadura militar, y lo que hizo como presidente fue lo siguiente:

– Prescindió del general Félix Díaz, uno de los que había sido sus aliados,

– Disolvió el Congreso de la Unión de México.

– Fueron asesinados varios diputados como Rendón, Domínguez y Gurrón; así como empleados públicos.

– Atacó los intereses norteamericanos al preferir a los británicos en las cuestiones del petróleo.

– Los problemas sociales, políticos y económicos provocaron que tuviera más rivales.

Victoriano Huerta estuvo en el poder en el corto periodo del 19 de febrero de 1913 al 15 de julio de 1914. Pensó que todo estaría bien en durante su gobierno, sin embargo Venustiano Carranza, quien era gobernador del estado de Coahuila desconoció su gobierno y formó el ejército constitucionalista, el cual derrotó al gobierno de Victoriano Huerta y finalmente renunció a la presidencia y entrego el puesto al licenciado Francisco S. Carvajal.

Al dejar el puesto, Huerta se exilió en Barcelona, España donde estuvo un tiempo. Después fue a Nueva York en el año de 1915 junto con su familia y posteriormente se trasladó a El Paso, Texas y fue arrestado junto con Pascual Orozco. Los hicieron prisioneros en la cárcel militar llamada Fort Bliss donde se enfermó de cirrosis hepática y debido a eso murió el 13 de enero de 1916, sus restos fueron sepultados en el panteón llamado “La Concordia”.

La historia de México reconoce que Victoriano Huerta sólo desestabilizó más al país. Su vida es recordada como una tragedia en el aspecto político porque no ayudó en el desarrollo y la pacificación que todos los mexicanos anhelaban. Tuvo la capacidad de hacer un golpe de estado en el momento más oportuno, instaló una dictadura sangrienta debido a todas las ambiciones políticas y económicas que tuvo.

El alcohol fue desafortunadamente uno de los aspectos que provocaron la ambición, el descontrol, la venganza y atenuó los pocos escrúpulos que Huerta tenía porque fue capaz de sacrificar a su propio país a costas de ver todos sus intereses hacerse realidad.